Loading...

Desafíos

/Desafíos
Desafíos2017-06-13T07:59:54+00:00

Hay numerosos desafíos para el éxito del retorno y reintegración de los refugiados y de las Personas Desplazadas internas, al nivel regional, nacional e internacional.

Infraestructuras básicas

Las infraestructuras las más básicas han sido totalmente destruidas por el Estado Islámico y la artillería y los bombardeos aéreos de la coalición internacional han deteriorado considerablemente las carreteras y las fundaciones de muchos edificios públicos. Deshacerse de los escombros y reparar las carreteras, las redes eléctricas y los sistemas de agua deben de ser las prioridades del gobierno federal iraquí y de las autoridades locales. Otros servicios públicos, como la policía, los bomberos, la recogida de basura, los servicios médicos y las escuelas deben de ser rehabilitados en cuanto antes.

Factores económicos

Antes de la ocupación del Nineveh por el Estado Islámico, las actividades económicas eran una mezcla de producción agrícola, empresas privadas y empleos públicos. Las tierras productivas de la zona de los pueblos cristianos eran el centro principal de producción de cereales de la región. Reactivar esta actividad esencial depende del regreso de la población y de una limpieza minuciosa de las minas y de otros materiales militares dejados por el Estado Islámico.

Las empresas privadas y los servicios gubernamentales deben de recuperarse con la ayuda de los gobiernos locales y de otros grupos de la sociedad civil. El gobierno iraquí tendría que anunciar que los salarios volverán a ser pagados en cuanto los funcionarios regresen. Algunas de las Personas Desplazadas Internas seguirán trabajando en Alqosh y Erbil durante la transición, pero ya están dispuestas a volver a sus pueblos una vez que la seguridad esté restablecida.

 Consideraciones políticas

El gobierno es responsable de las infraestructuras y de las necesidades básicas: el agua, la electricidad y las carreteras; como tal es importante aclarar que entidad gubernamental es directamente responsable. Por ejemplo, no se sabe si los pueblos liberados por los Peshmerga están bajo la jurisdicción del KRG (el gobierno regional Kurdo) o no. Una frontera de facto está apareciendo entre los pueblos liberados por los Peshmerga y aquellos liberados por el ejercito iraquí. Los pueblos bajo el control de los Peshmerga (principalmente los pueblos católicos caldeos) benefician de una administración burocrática más rápida y eficiente en Erbil y podrían efectivamente ser reivindicados por el KRG. Al otro lado de la frontera se encuentran principalmente los pueblos católicos Siriacos como Qaraqosh y Bartella. Mosul no forma parte de las llanuras del Nineveh.

 La educación y los servicios médicos

Después de la seguridad y de la reconstrucción de sus hogares la tercera demanda de las Personas Desplazadas Internas es la educación de sus hijos. La mayoría de las escuelas primarias y segundarias están bajo la responsabilidad del gobierno. Sin embargo, las congregaciones religiosas necesitan igualmente ayuda para reconstruir sus escuelas antes de la vuelta al cole del año que viene.

Esta situación es la misma para los establecimientos de salud. Los pocos que están dirigidos por congregaciones religiosas podrían reabrir con ayudas privadas.

La seguridad

Después de que los combates acaben, las ciudades y los pueblos, incluyendo las casas y los campos de los alrededores, deben de ser minuciosamente limpiados de los explosivos. Esta tarea es la responsabilidad de los gobiernos y la de instituciones internacionales expertas en estos temas.

Otro factor de inseguridad para las familias es de tener que enfrentarse a sus vecinos, quienes en muchos casos se han aprovechado de la presencia del Estado Islámico para saquear sus casas (principalmente en Qaraqosh). La apropiación indebida de tierras también tuvo lugar en Bartella por la población Chiita iraquí (Shabback) en las zonas de los alrededores.

Mas generalmente, se necesita urgentemente una voluntad común para aspirar a la paz y a la reconciliación; por el momento nadie asume esta responsabilidad para obtener la paz entre las diferentes comunidades civiles. Es muy importante que la legitimidad de la presencia cristiana en las llanuras del Nineveh sea entendida y aceptada por las otras comunidades.