Loading...

¿Como?

/¿Como?
¿Como?2017-06-13T07:49:25+00:00

A partir del acuerdo firmado por las tres Iglesias, ACN ya ha empezado a contribuir de las maneras siguientes:

Estudios y encuestas sobre las intenciones de las personas implicadas:

Entre el final del año 2016 y comienzos de 2017, ACN, en colaboración con el CRN, ha llevado a cabo dos estudios: uno para evaluar los daños causados por la guerra y otro para conocer las intenciones de las personas implicadas. En el primer estudio, un equipo de ingenieros ha catalogado los diferentes niveles de destrucción de propiedades privadas, de colegios y establecimientos médicos y de infraestructuras religiosas (respectivamente fase 1, fase 2 y fase 3) y ha hecho una estimación de cuánto podría costar la reconstrucción. Una primera versión de este estudio fue publicada el 5 de febrero del 2017; y fue actualizado por última vez a mediados de abril del 2017. Estos primeros resultados servirán de base para la evaluación de los daños, los costes de reconstrucción y para las sumas necesarias que se tendrán que distribuir a cada Iglesia (en proporción a su populación).

En paralelo, ACN ha llevado a cabo dos encuestas para conocer las intenciones de las familias cristianas que huyeron de sus poblados y que se refugiaron en Erbil: la primera encuesta se publicó en noviembre del 2016 y la segunda en febrero del 2017. En la de noviembre, únicamente un 3.28% de las personas entrevistadas querían volver a sus hogares; En aquella época la seguridad en la región era frágil y algunos combates aun no habían acabado. En la segunda encuesta, en febrero del 2017, 41% de las personas encuestadas deseaban volver y un 46% pensaba en ello. ACN sospecha que este porcentaje aumentará fuertemente cuando las familias refugiadas en Erbil verán los progresos en la reconstrucción del pueblo de Telleskuf, que empezó en febrero.

Promoción internacional

ACN es consciente de que la mayoría de los políticos del Oeste, y otros, ignoran la miseria de la población de las llanuras del Nineveh y los problemas a los que se enfrentan cotidianamente. Esta es la razón por la cual ACN propone hacer una campaña de publicidad internacional para informar al mundo y para buscar fondos a fin de financiar los proyectos de sus socios.

ACN promoverá una campaña de acción común para aumentar su credibilidad y evitar cualquier confusión entre los representantes de gobiernos y los donantes internacionales. Jornadas de promoción internacional se están organizando en las Naciones Unidas, en el congreso de los Estados Unidos, en la Unión Europea en Bruselas y en otros países miembros. Estas jornadas internacionales incluirán visitas a otras organizaciones.

Los fondos recaudados durante estas jornadas serán distribuidos proporcionalmente a cada Iglesia, por el CRN, y teniendo en cuanta los diferentes estudios y encuestas. Las Iglesias podrán buscarse fondos individualmente, pero tendrán que declararlos al Comité.

El comité de reconstrucción del Nineveh

El Comité de Reconstrucción del Nineveh estará compuesto de dos representantes de cada Iglesia (a saber, Caldea, Católica Siria, Ortodoxa Siria). Sus líderes les atribuirán todos los poderes. Por su parte, ACN ya ha nombrado dos de tres expertos: un consejero técnico (cuyo trabajo consistirá en trabajar en cooperación con los ingenieros), y un administrador que redactará los proyectos y controlará las financias. Se sigue buscando a un coordinador de proyecto (quien será el mediador entre las diferentes Iglesias y quien supervisará el proyecto). Además, cada Iglesia ya dispone de una cuenta bancaria.

Las funciones principales del CRN, que se reunirá todas las semanas, serán:

  1. Priorizar los proyectos que se llevaran a cabo.
  2. Acordar y mantener un agenda ambicioso pero realista.
  3. Aplicar criterios estándares para la estimación del coste de los diferentes proyectos.
  4. Asegurarse de que los recursos se distribuyan correctamente entre las diferentes Iglesias teniendo en cuenta los resultados de los estudios sobre los daños causados.
  5. Impedir conflictos de interés.
  6. Asegurarse de que los recursos se utilicen eficazmente.
  7. Presentar informes regularmente sobre la progresión e informar de ajustes necesarios a cada proyecto.
  8. Presentar informes transparentes.
  9. Y reforzar los vínculos entre las diferentes Iglesias.